Datos personales

Mi foto
ZARAGOZA, ARAGÓN, Spain
Creigo en Aragón ye Nazión

viernes, 17 de junio de 2011

La noche de San Juan (Yerbas)

Pues no tenían trabajo nuestros mayores en una noche como la del solsticio de verano…
Una señora de Colungo (Sierra de Guara), me decía que esa noche, cogían “sanjuanetas”, que tienen flor amarilla. Se hacían ramos y se ponían en el altar. El cura los bendecía.
“Cuando había una tormenta, poníamos un pizco del ramo delante de la tronada”.
La canción de nuestras abuelas era la de “a coger el trébole, el trébole... la noche de San Juan” y no solo era el trébol, aunque tuviera cuatro hojas lo que se recogía, sino otras muchas plantas. Algo debe de tener esa noche, cuando la magia se ha fijado tan insistentemente en ella.
"Sanjuanetas"
Por el Sobrarbe, recogían pétalos de rosa, los cosían con un hilo formando ristras y las dejaban secar. Luego, su infusión se utilizaba para lavar los ojos enfermos.
En la Plana de Huesca, las malvas eran buenas para descomposición de vientre. En Siétamo cogían cardo santo y lo colgaban en las cuadras para que las caballerías no se “atorzonasen” (cólico de las caballerías). En Ansó, el sauco, que luego resultaba medicina para toda clase de fizaduras (picaduras), se quemaba y se ahumaban las heridas: “si fizaba un bicho, quemaban ese “sabuco” y afumaban la fizadura”.
Sí, algo tiene la noche de San Juan… En todo el pirineo, afirman que la “fe leguera”, es decir, el helecho, florece precisamente en San Juan, grana y se le cae la semilla, todo dentro de la misma noche.
Ni que decir, que todos sabemos que el helecho se reproduce por esporas, y lo extraordinario es que esa noche aseguren que florece.
En Laspaúles van más lejos: entre un toque y otro de las doce de la noche había que ir con una manta de lana, plegada en siete dobleces, a donde hubiera helechos; colocaban la manta debajo de ellos, que florecían y granaban precisamente a esa hora, y se recogían las semillas que caían en la manta porque luego se convertían en oro, con lo que la casa se enriquecía. ¿Será por eso que Laspaúles es un pueblo rico?
"Ruda"
Desde luego, la ruda, la mejor defensa contra las brujas desde tiempo inmemorial, había que recogerla también en esa noche para que tuviese plena virtud: así se hacía en el Sobrarbe y en toda la zona oriental alto aragonesa.
En muchos lugares dicen que es la noche ideal para plantar las esquerolas.
En Verí se cogían nueces verdes y se ponían con vino bueno. Así es como elaboraban el licor que ellos llaman “bi de nou”. En Camporrells recogían hojas de nogal para hacer un agua que luego se utilizaba para lavar heridas.
No acertamos a relacionar la influencia de las nueces con la Sanjuanada, pero así, ciertamente, lo veían nuestros mayores. En Gistaín me aseguraban que los enfermos de bocio tenían que ir a una noguera y coger tres nueces con la boca (“una rameta que tuviera tres cogollos”).
Con eso se les curaba el mal y en comarcas tan diferentes como la Ribera del Bajo Cinca y la Sierra de Guara, existía otra costumbre: en la noche mágica se ataba un fencejo mojado en la cruz de las nogueras y con eso las nueces no se cucaban y salían mejores. En Colungo se sigue haciendo en nuestros días.
Me lo contaron concretamente en Villacarli, en la Ribagorza. La noche de San Juan, a las doce, se ven unas lucetas por los prados. Son preciosas. Y dicen que las produce la “hierba sanjuanera”, como llaman ellos a una planta que no he podido identificar.
Hemos visto, pues, que el mundo de las plantas adquiere un don especial con la noche de San Juan. Pero quedan más cosas. Habrá que hablar, por ejemplo, de las verrugas como manifestación espectacular.
La señora Pedra, de Colungo, que sabe lo suyo de hierbas y esas cosas, me decía: “En la noche de San Juan hay que levantarse antes de salir el sol. Se cuentan las verrugas que uno tiene y se dice: "arrugas tengo, arrugas dejo", tantas veces como verrugas se tienen”. Desaparecen rapidísimamente.
Pero dejo el tema para otro día, pues son muchas las variantes que se utilizaban para las curaciones…

1 comentario:

  1. sobre el tema del sauco y sus "pócimas" sanjuaneras estoy tb preparando post en mi blog. En Aliaga se hacen unguentos con la flor de sauco "para todo tipo de males", pero imprescindible que sea el recogido en la noche de San Juan.
    me tomo nota de tu apunte
    un saludo Bastian
    maestrazgomagico.blogspot.com

    ResponderEliminar