Datos personales

Mi foto
ZARAGOZA, ARAGÓN, Spain
Creigo en Aragón ye Nazión

sábado, 14 de febrero de 2015

Coplas y dichos de Sobrarbe

La rivalidad entre pueblos próximos viene de muy antiguo y algunas coplas, pareados, motes o chascarrillos que se dedicaban unos lugares a otros, han sobrevivido al paso del tiempo. Sobrarbe no iba a ser menos y la gente mayor nos transmitió muchos de ellos. La rivalidad continúa hoy día, aunque muy diluida por la pérdida de la población, que con pueblos hoy completamente deshabitados, sigue viva por haberse recogido en su momento.
Tienen picardía, gracia, ironía, pero mejor es contaros algunos ejemplos.
Vosotros mismos comprenderéis lo bien que se llevaban los pueblos vecinos.
De un pleito mantenido por el pueblo de Saravillo con los tres pueblos del valle de la Comuna, nos ha quedado esto:
Saravillo, Sin, Señes y Serveto,
formaron un pleito.
Saravillo lo perdió
y lo pagó con nueces bofas
y crabas sarnosas.
 
Y siguiendo con Saravillo ¿habrá alguien tan inocente que al oír la siguiente retahíla crea que hablamos de meteorología?
Saravillo,
pueblo de mujeres calientes
y d´hombres fríos.
 
Los de Tierrantona y Camporretuno tienen motivos para olvidar o para desear que otros olviden algunos dichos:
Tierrantona, gente guitona,
monte sin leña, río sin agua,
y hombre sin palabra.
 
Camporretuno,
sin santo nenguno;
uno qu´en abió
un tocino se lo comió.
Tampoco tienen motivos para estar contentos en otros pueblos, pues el ácido humor popular les recuerda cosas como esta:
Pelaires os de Boltaña,
os del oficio batido
que bendión a san Pablo
por un cantaro de vino.
 
No vayáis por trigo a Vio
ni por conciencia a Solana,
ni por virgos a la Rivera
ni por justicia a Boltaña.
 
Mujer de Laspuña
y macho de Naval,
con uno en hai prou
en cada lugar.
 
En Tella, cuando moría alguna persona, salían a vocear al puntón d´as Bruxas, para que lo escuchasen los habitantes de las aldeas próximas:
Os d´Arinzué y Lamiana,
puyar mañana,
qu´abrá bel carnuz
u bella carcana.
 
Tampoco los curas se salvaban de coplas:
El cura de San Vicente
cortejaba en San Lorién,
le dieron una paliza
y se le estuvo mu bien.
 
Por el valle de Bielsa, las coplas se multiplican:
No trates burro en Espierba,
ni te cases en Parzán.
Ten cudiau con os de Bielsa,
mira que te jibarán.
 
Ta la fiesta Chisagüés,
o que no come antes
tampoco dispues.
 
Pa la fiesta de Bielsa,
mucha camisa blanca y mucha farola
y o puchero en o fuego
con agua sola.
 
En Lafortunada, había un hombre que iba con frecuencia al río con la intención de echarse dentro y suicidarse. Cada vez que llegaba a la orilla, se lo miraba y decía, sin acabar de decidirse:
Río, río,
¡que grande bajas!
tócame los cojones,
que m´en boi t´a casa.
 
Cerca de Lafortunada está Badaín:
Si vas ta Badaín,
mira bien quién te combida,
que a la corta u a la larga
se cobrarán la comida.
 
Adentrándonos en “La bal de Chistau”, recuerda la copla:
Si bas ta Plan
llévate pan,
que aigua d´o río
ya ten darán.
 
Los pueblos que hay en la falda de Peña Montañesa, tampoco se salvan:
No trates mula en Zeresa
ni compres burro en Laspuña,
ni mujer en Torrolisa,
ni perro en San Lorien;
a mula te saldrá guita,
o burro te calziará,
a muller s´irá con otro
y o perro te morderá.
 
Sobrarbe... cuanto te quiero...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada